Nos enfrentamos a una ola creciente de “conspiracionistas pseudo-cientistas” -como los he bautizado- que aparecen en los medios confundiendo a la gente con aseveraciones sin ningún sustento demostrable: que las vacunas producen autismo, que los medicamentos no vencen, que el SIDA es un invento de las malévolas farmacéuticas y que el cáncer se produce por el odio acumulado de las personas y se cura con piedritas o una que otra infusión. Y claro, estamos en todo nuestro derecho de cuestionárnoslo todo, incluyendo el cómo es que la tierra no es plana si yo claramente veo una línea recta en el horizonte. De hecho, la curiosidad y el pensamiento crítico son pilares fundamentales de la construcción de una sociedad educada. El problema es dónde buscamos esas fuentes para responder a nuestras interrogantes.

Image result for SIDA mentira
Un conspiracionista pseudo-cientista cualquiera.

Podríamos discutir horas acerca de las causas de este fenómeno y encontrar culpables, incluyendo una educación científica dogmática, poco estimulante y desconectada de la vida diaria por parte de los colegios; medios de comunicación publicando titulares científicos más orientados a obtener “clicks” que a entregar contenido; falta de políticas públicas que intensifiquen la educación científica de la población, etc. Pero hoy, desde mi vereda, vamos a hablar de otro responsable: la comunidad científica.

Una de las creencias más extendidas es que el grueso de los científicos no empatizamos con el mundo “exterior”, sólo nos interesa satisfacer nuestra propia curiosidad y simplemente no nos llama la atención explicarle a otros qué es lo que hacemos y por qué es importante. Sin embargo, un/a científico/a promedio trabajando en la academia dedica su tiempo en el trabajo a tres grandes objetivos: a su investigación (experimentos en el laboratorio, trabajo de campo, etc), a escribir los resultados de su investigación, y a escribir propuestas de investigación para financiarlas, incluyendo los dineros para experimentos o recolección de información y los sueldos de todo el equipo. Además, muchos también preparan y realizan clases, tutorías, dirigen tesis de pre y postgrado, y colaboran con el quehacer diario en el laboratorio. El problema es que no tenemos tiempo para dedicar a la divulgación científica, simplemente porque no es necesaria para el éxito de nuestra carrera.

charla Fac Cs Quim
Las columnistas  María de los Ángeles Juricic y Marcela Gatica contando sobre el proyecto “Incandescente Enciende Tu Mente” como parte de una jornada sobre divulgación científica organizada por la Asociación Nacional de Estudiantes de Bioquímica en la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile, Abril 2018.

Desde afuera, el trabajo de los científicos no se ve tan terrible comparado con otros profesionales que estudian unos 10 años antes de poder ejercer. Pero si yo le dijera que de los artículos que Ud. publique en revistas de prestigio internacionales, depende si se obtiene dinero para investigar o no, y de esto depende a su vez si puede continuar con sus proyectos y si va a tener sueldo para el próximo año, probablemente su percepción cambie y entienda por qué buena parte de quienes hacen investigación viven con un nivel de estrés y angustia importante por su estabilidad laboral, que los persigue por buena parte de su carrera. Si cree que exagero, pregúntele a un investigador postdoctoral, por ejemplo, qué tan fácil le fue obtener un crédito hipotecario. 

Los concursos del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDECYT) son la mayor fuente de financiamiento para proyectos científicos en Chile. En sus bases se lee que los investigadores “podrán” solicitar recursos para actividades de difusión, pero siguen fijándose mayoritariamente en la productividad científica de los postulantes y las actividades de divulgación no tienen cabida en los requisitos de postulación. Esta es una mirada tradicional que ya no va acorde con los tiempos actuales, en que la notoria desinformación científica de los ciudadanos a la hora de opinar y tomar decisiones nos golpea diariamente en la cara y clama a gritos por una reforma urgente en la estructura educacional a todo nivel.

Image result for revista el guardian de la salud, vacunas
Un ejemplo de un medio que periódicamente contribuye a la desinformación y alarma de los ciudadanos sacando titulares como este, que carecen de sustento alguno.

Para generar un cambio estructural importante, deberíamos aumentar la relevancia de las actividades de divulgación y darle una ponderación tan importante como la que hoy se la da a los antecedentes académicos o a los artículos científicos. ¿Por qué la enorme labor que significa realizar proyectos con colegios, dar charlas a escolares y a la comunidad, participar en fundaciones o proyectos de divulgación, actividades que por lo demás se hacen durante el tiempo libre, van a tener menos relevancia para la carrera de un científico que un paper? ¿Por qué aún no le tomamos el peso real a lo que significa para la educación de un escolar, por ejemplo, el exponerse a científicos y aprender de su trabajo y experiencias? Instituciones como EXPLORA hacen una labor maravillosa en este sentido, pero sin duda no dan abasto para tener la cobertura que se requiere.

Considerando que todos los años nos agarramos la cabeza pensando en cómo podemos mejorar nuestro sistema de educación, sin duda que el poner en el centro de ella a expertos de las más diversas áreas a compartir conocimiento de primera fuente con los escolares, y hacerlos parte de éste, puede ser un eje fundamental en la formación de personas que entiendan cómo el acceso al conocimiento impacta su vida diaria y su poder para tomar decisiones. Necesitamos incentivar de alguna manera la difusión del conocimiento, pero sin agregar más carga de trabajo al investigador. Y una manera de hacer esto es aumentando la relevancia a las actividades de difusión. Más expertos conversando con la gente significa más gente con mejores herramientas para enfrentarse a la ola de desinformación conspiracionista que se nos viene encima.

Advertisements