Hoy les contaré la historia de Juanita.

Juanita disfrutaba mucho de beber infusiones herbales o, en buen chileno, “aguas de hierbas”. Tanto le gustaban, que hasta tenía su propio huertecito en el patio de su casa. Si bien Juanita era profesora en la hermosa ciudad de La Serena, en el fondo era una científica intrínseca. Le encantaba experimentar probando nuevas formas de cultivos de sus hierbas y mezclas a la hora de preparar sus infusiones. Un tranquilo Domingo por la tarde, Juanita se sentó a corregir los exámenes que le había tomado a sus alumnos en la semana y rápidamente la tranquilidad de ese apacible día serenense se transformó en consternación, angustia y rabia…Luego de agarrarse la cabeza con las dos manos, mirar al techo, lanzar un par de alaridos, decidió que para calmarse tomaría una infusión de una mezcla de hierbas que había dejado macerando toda la noche. Ésta era una receta que recientemente había leído en el diario de su bisabuelo, Don Decoroso, quien afirmaba haber descubierto que el extremadamente dulce sabor de esta mezcla de hierbas era la cura para el estado de ánimo que aquejaba a Juanita en esos momentos. Don Decoroso había sido un inventor y, además, bastante curioso por las infusiones herbales, tanto así que en su época fue el boticario más respetado de la localidad de Yumbel.

Luego de beber y lograr tragar una infusión muy concentrada de las dulces hierbas, Juanita notó que algo le estaba pasando…por unos minutos sintió que le costó un poco de trabajo respirar, notó un enrojecimiento en sus mejillas, algo oprimía su pecho y un estado de angustia la invadió…Tras un rato recostada en su cama, pensando que moriría sin alcanzar a corregir sus exámenes, los síntomas disminuyeron de a poco, se sintió agotada y cayó en un profundo sueño. Al despertar se sintió aliviada, despejada y sin rabia por el mal desempeño de sus alumnos en el examen. Después de meditar al respecto, Juanita llegó a la conclusión de que Don Decoroso tenía razón, la mezcla de hierbas le había hecho sentir mejor. Sin embargo, creyó haber descubierto un detalle que su abuelo parecía haber omitido….la mezcla de hierbas descrita no curaba la rabia y angustia por su sabor, sino porque producía un estado similar a estas.

juani-non-stop

Juanita no necesitó pensarlo mucho para darse cuenta de lo que tenía entre sus manos…¡su descubrimiento era una mina de oro! Juanita decidió patentar su producto. Todo bien, pero ahora venía el gran detalle: a nadie le iba a gustar esta mezcla de hierbas tan dulce y que produjese tan desagradables efectos secundarios, por lo que decidió aplicar sus conocimientos básicos de matemática y química y se puso a jugar con las diluciones. ¿Qué es una dilución? Parafraseando a un muy buen blog chileno de economía, “vamos a explicarlo con manzanitas”.

Imaginemos que tenemos una taza del macerado de hierbas de Juanita:

esquema-diluciones

Juanita diluía sus infusiones tal como lo explicamos en el esquema, una y otra vez hasta que, al cabo de un rato, había diluido su infusión unas 400 veces.

Y es aquí estimados lectores en donde comienza nuestra verdadera historia y el por qué nuestra querida Juanita, lamentablemente, cayó en esta nueva sección de nuestro sitio web, ya que su experiencia ilustra, en términos muy sencillos, cómo funciona la Homeopatía. A mi juicio personal, una de las grandes estafas de la pseudo-ciencia que, lamentablemente, sigue sacando dinero de los bolsillos de millones de personas alrededor del mundo entero. Esta pseudo-ciencia se basa en que un mal se puede curar con alguna sustancia que produzca síntomas similares en el paciente. Juanita creyó sentirse mejor por los síntomas que le había producido la mezcla de hierbas que bebió (y no por el descanso que había tenido su cuerpo cuando por fin había pasado el horrible efecto de la intoxicación o alergia que sufrió). Y fue tanto lo que diluyó sus infusiones para disminuir su mal sabor y sus efectos desagradables, que es muy probable que en el lindo frasquito que vende no encontremos más que agua.

¿Si la homeopatía me hace bien, cuál es el problema?

Estimados lectores, para responderles esta pregunta les invito a que reflexionemos y discutamos sobre dos cosas. Primero, ¿qué es lo que, supuestamente, a Ud. le hace bien al consumir un producto homeopático, su contenido o la convicción de que le hará bien? (esto último se conoce como “efecto placebo”, no hay nada malo respecto a ello y está muy estudiado por una rama de las ciencias conocida como Farmacodinamia). Segundo, el problema yo lo veo así: si Ud. quiere creer que tomándose una michelada (cerveza+jugo de limón+sal+tabasco) va a matar el virus que le causa su resfriado y se va a sentir mejor, allá Ud, cosa suya….pero Ud. es consciente de qué está tomando y lo hace por elección y voluntad propia. Sería muy distinto que Ud. fuera a la farmacia, compre un frasco de jarabe para el resfrío y, en vez de eso, le vendieran michelada. O es como que fuera a la pescadería y le vendieran jurel diciéndole que es salmón, etc. ESE es el tema estimados lectores, que cuando compra un producto homeopático Ud. está pagando por algo que difícilmente tendrá el efecto que le prometen. La evidencia científica acerca de la ineficacia de la homeopatía ha crecido importantemente en los últimos años, llevando a que las organizaciones de salud de los gobiernos de países como Australia y Estados Unidos tomen cartas en el asunto y adviertan mejor a la población al respecto.

¿Produce la homeopatía menos efectos secundarios que la medicina tradicional? ¿Qué es el efecto placebo? ¿Qué dice la ciencia respecto a la homeopatía? ¿Hay estudios que avalen o desacrediten la historia de Juanita? ¿Qué dice la norma chilena al respecto? ¿Por qué mucha gente sigue confiando en este tipo de productos pese a la evidencia en contra?

Como verá, la historia de hoy es breve, no buscaba otra cosa que invitarle a que se cuestione acerca de lo que sabe al respecto y a empezar a discutir este tema de manera informada. Sin embargo, como nos quedan muchas cosas pendientes respecto a la homeopatía, que estamos seguros serán de su interés…esta historia continuará en un nuevo episodio de nuestra saga…¡GRACIAS POR SEGUIRNOS, DISCUTIRNOS Y DIFUNDIRNOS!

Hasta aquí Ud. ya se habrá dado cuenta que no dije nada respecto a qué es la homeopatía, su historia, etc. Pues bien, aunque es una tarea que le dejo para la casa, le voy a dar una ayudadita: Artículo al respecto por el NIH de Estados Unidos. En mi experiencia esta es una muy buena fuente de información médica y temas relacionados. Lo único malo es que si bien hay versiones en español dentro del mismo sitio, los artículos más completos están siempre en inglés. Acá le dejo algunos links en español como punto de partida, ambos tienen un punto de vista interesante y dan para discusión: ¿Por qué soy escéptico a la homeopatía?el hombre que derribó con ciencia las terapias alternativas (si Ud. tiene algún link que le gustaría compartir con información al respecto, será más que bienvenido :D).

Advertisements