Versión larga del título:

Doña Florinda, el Tripa Seca, los transplantes de caca, los probióticos y el uso de antibióticos para el resfrío…

No, la fiebre que tuve hace unas noches atrás y el vino chileno que bebo en estos instantes no han afectado mi cerebro (creo) y prometo tener una idea concreta detrás de este “popurrí” de conceptos con que he titulado la historia del día de hoy.

(Dos notas al margen antes de empezar, no puedo dejar de romperme la cabeza con dos preguntas trascendentales… 1- Habiendo tanto otro vino para probar, ¿por qué será que los chilenos en el extranjero siempre terminamos tomando vino chileno? y 2-¿Cuál es el origen etimológico de la palabra “caca”, podría algún experto en la materia comentar en este post por qué se le da una connotación tan negativa y no así a fecas o heces?)

Continúo…

Partamos desde lo esencial. Si yo le pido que haga memoria de sus conocimientos de biología y me explique de qué cree estar compuesto Ud, es probable que me diga que de células. A mi, en lo personal, me gusta más la definición de “células y sus interacciones”, pero eso es otro tema (si quiere alucinar al respecto, por favor de una miradita a los trabajos de los grandes Tito Ureta y Humberto Maturana). Prosigo. Pues bien, yo le diría que Ud. está en un ERROR, ya que si bien se estima que Ud. tiene algo así como 30 TRILLONES de células en su hermoso cuerpo, tiene un número bastante similar de bacterias...SIIII ¡¡¡BACTERIAS!!!…y ni hablar de cuántos virus, hongos y parásitos anda Ud. acarreando en su humanidad…

main_bg
http://www.nature.com

¿Le picó y se rascó la piel con lo que le dije?…uff, ¿y si yo más encima voy y le digo que del total de esas bacterias su lozana y tersa piel está cubierta con nada menos y nada más que 10.000.000.000 de ellas?….POR FAVOR, antes de que corra a bañarse y refregarse por dentro y por fuera, como lo hace este famoso personaje en esta escena, le pido que me de unos minutos más de su tiempo para contarle una historia al respecto.

Parte 1: El poder de Doña Florinda sobre nuestro cuerpecito

Este nuevo capítulo en la historia de mis divagaciones se centrará en las bacterias. Estoy segura de que Ud. probablemente haya oído hablar de una tal “Flora” que habita en su cuerpo y que cuando “le dan los monos” (se enoja) Ud. no la pasa muy bien. Como le contaba más arriba, nuestro cuerpo está cubierto de bacterias, tanto en nuestra piel como en varios otros órganos (digo “otros” porque la piel, de hecho, es un órgano). A este conjunto de bacterias se le ha conocido, clásicamente, por “flora bacteriana”, aunque hoy en día el término más aceptado es “microbiota”. Toda esta jungla que habita en nosotros y con nosotros no es sino el resultado de millones de años de evolución. Comprenderá que como seres humanos coexistimos y coevolucionamos con todos los habitantes de este planeta, incluidas las bacterias (uff este es un tema para hablar horas y le dejo la siguiente inquietud: ¿ha escuchado hablar de las mitocondrias, estos “motorcitos” que hay en nuestras células y les dan energía? ¿sabe cómo llegaron a estar dentro de las células?…). Sigo. Para efectos de esta historia, y como soy una fanática de Chespirito, llamaremos a la microbiota, o Flora microbiana, “Doña Florinda”.

0011930796

Ya le dije que Ud. básicamente es mitad células y mitad Doña Florinda, y encontramos esta señora en nuestra piel, en nuestros intestinos, estómago, uff qué le digo de la boca, pulmones y cuanta zona de su cuerpo esté cubierta por mocos (o “mucosa”, para ser técnicamente correctos). Tomemos como ejemplo su intestino delgado o “tripas”.

Resulta que Doña Florinda es ama y señora de la Vecindad de las Tripas y de hecho vive ahí con toda su parentela. Aunque Doña Florinda y su familia cubren cada centímetro cúbico de sus tripas, qué parientes haya en un determinado momento es bastante variable. La familia de Doña Florinda es bastante quisquillosa, y los miembros que viven en el barrio dependen de qué esté comiendo Ud, de si hace ejercicio, de sus hormonas, remedios que tome (ANTIBIOTICOS entre ellos, ya volveremos a este punto), génetica, enfermedades que padezca, entre otros. Sólo por citar el tema de la comida, se cree que la llamada “dieta mediterránea” es una de las más saludables. Y Doña Florinda lo sabe. Además, una dieta desbalanceada, que se cargue mucho a un tipo de alimentos en específico, pondrá contentos a algunos parientes de Doña Florinda como la Popis, pero probablemente hará enojar a Kiko, este último pasará hambre y terminará pasando a mejor vida. Ahora, ¿en qué le influye a Ud. que Doña Florinda y su parentela estén contentos en sus tripas?….EN MUCHO. Así como hay gente que dice “dime con quien andas y te diré quién eres”, pues bien, yo corregiría eso a DIME QUE MICROBIOS ANDAS TRAYENDO Y TE DIRE QUIEN ERES. Aquí le dejo un didáctico video al respecto.

Sigamos. ¿Entonces a qué se dedica esta tal Doña Florinda, qué negocios tiene en la Vecindad de las Tripas?  Resumiendo MUCHO esta historia, yo diría que Doña Florinda se dedica a defender la vecindad de bandidos; darle una manito a los vigilantes; e influenciar buena parte de los ires y venires de su cuerpecito, no el de ella, el de Ud:

1- Doña Florinda, La Defensora:

tripa_seca_thumb

Doña Florinda y su parentela no solamente se están dando la gran vida en sus tripas alimentándose de sus desechos, sino que también son parte de su primera línea de defensa (esto aplica para todas las partes de su cuerpo en donde hay microbiota). Permiten mantener alejados parientes desagradables, como bacterias patógenas y hongos, que de otra forma podrían ingresar fácilmente a nuestro cuerpo.

Un par de ejemplos. ¿Le pasó alguna vez que tomó antibióticos, luego comió algo habitual y se enfermó del estómago? o, para mis congéneras, ¿a quién no le ha pasado que tras consumir antibióticos terminamos en el ginecólogo por los desagradables efectos de una infección fúngica (hongos)? ¿Cuál es la razón de esto? Digamos que Doña Florinda está constantemente defendiendo su territorio de quienes no son sus parientes. Lamentablemente, por mucho que se haya avanzado en las ciencias, los antibióticos no sólo atacan a las bacterias que queremos eliminar (OJO, si bien tocaré este tema al final, quiero hacer hincapié en algo, los ANTIBIOTICOS ATACAN A LAS BACTERIAS NO A LOS VIRUS, por ende no le sirven ni para el resfrío ni la influenza o cualquier tipo de gripe), y arrasan con varios miembros de la parentela de Doña Florinda. De esta forma, bacterias patógenas y bandidos como el Tripa Seca o el Cuajinais, que habitualmente, no pueden ingresar a la vecindad, ven un flanco débil y logran entrar para cometer a sus fechorías.

2-Doña Florinda, La Entrenadora:

tumblr_nco5rkbimd1qhf3azo2_400

Resulta que por muy amigas nuestras que sean las bacterias que habitan en nuestras tripas y en el resto del cuerpo, al final del día son bacterias que tienen mucho en común con las que no son nuestras amigas. Y créame que ellas y nuestro Sistema Inmune (nuestras células que se encargan de defendernos de organismos externos patógenos) no son los mejores amigos, y se la pasan peleando como perros y gatos. Sin embargo, HAY UN BALANCE O EQUILIBRIO. ¿Cómo así? Si hacemos un zoom en nuestras tripas, veremos unas vellosidades (si ha comido estómago o, en buen chileno, “guatitas” me entenderá). Si pudiésemos ver estas vellosidades bajo un microscopio, veríamos una capa de células que las bordean, llamadas epiteliales. Estas células producen mucus (moco) que es de hecho nuestra primera barrera de defensa y es lo que compone la mucosa, que mencionaba más arriba. En este moco coexisten nuestra microbiota (hoy Doña Florinda) y algunas sustancias que las células epiteliales secretan para defenderse. Las bacterias que componen nuestra microbiota viven en la mucosa que producen nuestras células epiteliales, y por ende no entran a nuestro cuerpo y sistema circulatorio, a menos que haya algún daño. Sin embargo, productos y deshechos producidos por estas bacterias SI pueden penetrar esta barrera y entrar en contacto con nuestro Sistema Inmune, estimulándolo constantemente, entrenándolo. ¿Cómo así? Como le decía antes, muy amigas nuestras serán estas bacterias, pero comparten mucho con las bacterias que no son nuestras amigas. Por ende, si nuestro Sistema Inmune aprende a conocerlas, estará mejor preparado para cuando venga una infección real (MAS ABAJO LE COMPARTO UN ESQUEMA). En resumen, Doña Florinda se dedica a mandarle mensajitos a los vigilantes y súper héroes del barrio, adviertiéndoles cómo se va a poner la cosa el día que los malechores logren pasar esta barrera y entrar a la Vecindad de las Tripas.

3-Doña Florinda, “La Lobbista”

gut-microbiota
adaptado de http://www.slideshare.com

Como le decía, estas bacterias que habitan en nuestro cuerpo, comen, producen deshechos y otros productos que estimulan nuestro Sistema Inmune y lo preparan para defenderse de posibles ataques de bacterias patógenas. Sin embargo, no sólo estimulan a nuestro Sistema Inmune, ya que hoy en día hay cada vez más y más evidencia de que nuestras amigas de la microbiota estimulan muchísimos otros sistemas de nuestro cuerpo. Si le da una miradita a la literatura científica, verá que casi semana a semana se publican artículos sugiriendo funciones de la microbiota en cómo procesamos la grasa (y por ende en nuestro peso), respuesta a medicamentos, respuesta a terapias contra el cáncer, respuesta a terapias contra enfermedades auto-inmunes e inflamatorias, desarrollo de alergias, salud mental, sólo por citar algunos ejemplos. Y es que, al parecer, la microbiota tiene muchas más funciones de las que se presumía hasta hace algunos años y podría influir en una infinidad de procesos antes impensados en nuestro organismo. Por lo mismo, este es un hot topic en mi área hoy en día (ciencias biomédicas) y medio mundo está de cabeza investigando posibles asociaciones de nuestra microbiota con los distintos procesos de nuestro cuerpo. Por ende, si volvemos al ejemplo de Doña Florinda, podríamos decir que esta se encarga de negociar e influir en la toma de decisiones de todos los “barrios” de nuestro cuerpo.

OJO que la microbiota tiene otras funciones muy importantes. Por ejemplo, no mencioné que la microbiota de nuestro intestino nos ayuda nada menos y nada más que a digerir los alimentos que consumimos.

Parte 2: Cómo podemos manipular a Doña Florinda

Si me permite un minuto de confianza, le confidencio que este es uno de los temas que más me apasiona del momento científico que estamos viviendo hoy en día. No puede dejar de maravillarme el hecho de que cómo algo tan “primitivo” con lo que hemos coexistido por los siglos de los siglos (amén) pueda llegar a tener tanto poder sobre nosotros. Por lo tanto, deberíamos siempre estar cuidando a Doña Florinda o microbiota. Y es aquí donde retomo uno de los temas del popurrí de mi título…

…LOS PROBIOTICOS

pro-vs-anti-biotics

Hablar de los probióticos daría para un artículo completo, y, si nuestro público así lo desea, podríamos trabajar en uno en el futuro. Sólo mencionar que los llamados “probióticos” son microorganismos vivos (bacterias y levaduras) y que, esencialmente, vienen a suplirnos de miembros de nuestra microbiota que puedan estar ausentes y, de esta forma, mantener el balance de nuestro cuerpo. Con todo lo que le he contado hasta ahora sobre la microbiota, podrá entender por qué está tan en boga el uso de probióticos, por qué hoy muchos yogurts traen bacterias adicionadas (generalmente Lactobacillus), por qué se están recetando para cuanta dolencia existe y por qué vemos cada vez más compañías ofreciendo distintas versiones de ellos. PERO… OJO CON ALGO, si bien para muchas condiciones patológicas se han visto efectos positivos tras el uso de ellos, hay una gran cantidad de aplicaciones que aún se están testeando. Por ende no se puede afirmar con certeza su efectividad. Además, hay marcas y marcas, con variaciones importantes en sus componentes. Así es que mi consejo, es CAUTELA, no se deje engañar por el marketing, infórmese sobre qué está consumiendo y si hay alguna evidencia que muestre que los probióticos que Ud. consume sirven para lo que desea. Y si bien debo tenerlo medio aburrido de repetir lo mismo en todos mis artículos…recuerde informarse en fuentes SERIAS. Páginas de dietas para adelgazar o “conspiracionistas” que claman que vivimos en una mentira (…) o de mandalas o lo que sea que leyó en facebook, quizás no sean las fuentes más confiables o con más autoridad al respecto. ¿Qué es una fuente seria? aquí le dejo una muy buena guía al respecto.

Bueno, hasta acá le he contado acerca de diversas funciones de Doña Florinda o microbiota. Además, traté el tema de lo probióticos como un ejemplo concreto actual acerca de cómo se está tratando de manipular ésta con fines terapeúticos. Sin embargo, los probióticos al final del día no son más que un intento nuestro por proveer a nuestro intestino (o tripas) con microorganismos que creemos son necesarios para su correcto balance y, por ende, nuestra buena salud. Mi punto es que esto no es más que una manipulación externa de nuestra microbiota. Pues bien, le cuento que hoy en día se están desarrollando métodos mucho más “llamativos”, a mi modo de ver, para poder tener una microbiota o Doña Florinda feliz y balanceada, con un nivel de intervención mucho mayor que simplemente tomarse una pastillita. Y, los avances, al igual que la tecnología de los probióticos, se han centrado en nuestras amigas que habitan en “las tripas”. Nuevamente estos avances se enfocan en algo que consideramos “primitivo”, nada menos y nada más que LA CACA. Como supondrá, al estar nuestro intestino lleno de bacterias, todo lo que sale de él también está desbordando en ellas. Pues bien, le cuento que, al salir de nosotros, la famosa “ruta de la caca” no es el único destino que puede tener este vilipendiado desecho humano. Quizás ya sospeche a dónde voy con esto y espero no estar evocando alguna de sus pesadillas si le cuento acerca de…

…LOS TRANSPLANTES DE CACA (broche de oro)

original
pinterest.com

SI, leyó bien, los transplantes de caca o, técnicamente llamados, Transplantes de Microbiota Fecal (FMT por sus siglas en inglés, Fecal Microbiota Transplantation) es lo último de lo último en tratamientos. Si bien para muchas enfermedades el tratamiento aún se encuentra en fase de prueba, para infecciones con la bacteria patógena Clostridium difficile, que, entre otras cosas, causa una diarrea del terror y puede llegar a ser mortal, se están viendo resultados asombrosos. Es que con todo lo que le he contado acerca de la microbiota ya se imaginará lo que se le ocurrió a algún colega por ahí…..imagíneselo, si Ud. tiene una enfermedad X que probablemente esté asociada a una pobre microbiota en su intestino, ¿qué pasaría entonces si le traspasamos a Ud. parte la microbiota de una persona sana?…..muchas de esas bacterias colonizarían su intestino y restaurarían el balance perdido. Este bello y, seguramente, aromático (¿?) tratamiento, consiste en que se obtienen muestras de un donante, se procesan y luego se insertan en el colon del paciente por medio de una sonda.

El tema de la microbiota y sus potenciales efectos sobre nosotros da para largo. Hace poco estuve en una conferencia que se trataba sólo de eso. Imagínese. Se están viendo muchos avances en el área pero aún hay muchísimo que resolver y aprender. Por ejemplo, para efectos de los transplantes que mencionaba arriba, resulta que la microbiota presente en la caca, una vez fuera del organismo, no es la misma que cuando aún se encontraba siendo procesada dentro de Ud, ya que muchas bacterias mueren al estar expuestas al medio ambiente. Peor aún, gran parte de las bacterias que habitan en nuestro cuerpo no son cultivables en condiciones de laboratorio, y si bien se han hecho avances enormes en este sentido, nos falta mucho aún. Por ende, si bien las herramientas con que contamos hoy en día nos permiten secuenciar (hacer un mapeo genético) e identificar a las bacterias que habitan en nuestro cuerpo, es muy difícil aún poder reproducirlas y hacer estudios con ellas en forma individual a cabalidad. 

¿Cree que esto es todo?…si aún no he logrado meterle el “bichito de la curiosidad” con el tema, sólo le voy a recomendar a que revise tópicos como: el traspaso de microbiota de la madre al bebé durante el parto (tema que hasta hace algunos años se descartaba) y la función que tiene esta en su desarrollo inmune (¿se estará preguntando ahora si acaso influye o no si el parto es normal o por cesárea? :-D…); cómo la microbiota se va traspasando y perdiendo generación a generación y el impacto que tiene esto en la susceptibilidad a enfermedades (¿por esas casualidades de la vida, sufren sus padres o abuelos menos alergias y resfríos que Ud?); ¿se ha preguntado alguna vez cuánto nos traspasamos al darnos la mano, al besarnos, al tener relaciones sexuales, etc?

Apéndice: Los antibióticos

Usar antibióticos para el resfrío es como hacer ejercicio, no bañarse y pretender ocultar el mal olor con perfume…NO SIRVE DE NADA

Hace poco hicimos referencia en nuestro fan page y cuenta de twitter (que, a propósito, casi diariamente estamos actualizando con pequeñas notas sobre la contingencia científica nacional e internacional) a la “semana mundial de concienciación sobre el uso de antibióticos” impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y para no redundar y hacerle las tareas, le dejo el link aquí.  Ahora, ¿por qué la OMS gastaría tiempo y dinero impulsando una campaña así? ¿Ha oído hablar de la resistencia a los antibióticos? ¿No?, pues bien, mire lo que dice uno de los cartelitos de la OMS: 

spanish_who_hwc_posters_public_low-res

¿Lo leyó? Bueno, sólo voy a agregar que esto es un problema GLOBAL y que unas 700.000 personas están muriendo anualmente en TODO el mundo (aquí no hay distinción entre países desarrollados y en vías de desarrollo) porque simplemente los antibióticos que les están dando NO SIRVEN. Este es un muy buen sitio para informarse. ¿De quien es la culpa? Suya, mía y de todos quienes alguna vez hemos tomado y recetado antibióticos sin que hubiese necesidad de ello. Y OJO que esto no se aplica sólo para los seres humanos. Comprenderá que este problema también afecta a los animales, y por ende a la industria ganadera, salmonera, etc. 

¿Y cuál es la causa de esto? 

Ya me imagino a algún “conspiracionista” atribuyendo este problema a que la industria farmacéutica está produciendo antibióticos cada vez menos eficientes con el fin de poder vendernos otros medicamentos…PERO NO. Antes de darle la respuesta, quiero pedirle que medite y vea si pasa el siguiente test de conocimientos:

¿Sabe Ud. qué es 

Y lo más importante, ¿SABE UD. QUE ES UN ANTIBIOTICO?….

(sólo le voy a “soplar” que los antibióticos MATAN BACTERIAS, NO VIRUS, POR LO TANTO NO LE SIRVEN PARA UN RESFRIO COMUN, que es causado por VIRUS. Para matar virus, los que se puede, están los anti-virales).

Si le parecieron irrisorias mis preguntas y cree que me burlé de Ud. por hacérselas, le cuento que 1- bien por Ud. si sabe las respuestas y 2-también, al igual que yo, se va a caer de espaldas cuando le cuente entonces que la mayoría de la población europea no las sabe y que sólo en España “la mitad de la población cree que estos fármacos matan a los virus y el 45% cree que son efectivos contra resfriados y gripes”. Si se supone que los niveles de educación europeos son mejores que los nuestros en Chile y América Latina, no quiero ni imaginarme entonces cuáles serían los resultados de una encuesta al respecto por nuestras tierras…La respuesta no es muy difícil de pronosticar. Hace unos meses CONICYT (Comisión Nacional de Ciencias Y Tecnología) publicó los resultados de la  “Encuesta nacional de percepción social de la ciencia y tecnología en Chile” . Los resultados, a mi modo de ver, fueron devastadores y de hecho hicimos una nota al respecto aquí.

Bueno, ahora le doy la respuesta que le quedé debiendo más arriba. Las bacterias son altamente adaptables a su medio. Su material genético puede ir mutando según las condiciones a las que se vean expuestas. Ya sospechará dónde voy con esto…volvamos al ejemplo de la Vecindad de las Tripas. Un día una banda de bandidos, compuesta por el Tripa Seca, el Cuajinais y el Chompiras, entran a robar a la vecindad. Doña Florinda sale a recibirlos a balazos y pide ayuda al Chapulín Colorado, quien también ataca a golpes con su Chipote Chillón. Ante esta defensa, los bandidos se ven acorralados y salen huyendo. Tiempo después, los bandidos vuelven a atacar, PERO como ya conocían las defensas de la Vecindad, están mucho mejor preparados, esta vez con escudos para protegerse y otras armas, por lo que logran entrar, robarle a Doña Florinda y hacerle algún daño al Chapulín. Tiempo después, una banda amiga de estos bandidos, liderada por el Botija y el Peterete, también entran a robar a la vecindad. SIN EMBARGO, antes del robo ellos ya se habían contactado con la banda anterior y se habían informado de los potenciales obstáculos que tendrían que enfrentar. Por ende, llegan a la vecindad mucho mejor preparados que sus predecesores y logran hacer más daño.

jpg120051fa

Así es como funciona, las bacterias se van adaptando genéticamente a los antibióticos a los que se ven expuestas y, por si fuera poco, tienen mecanismos de comunicación con otras bacterias, siendo así capaces de traspasarse información. 

¿Qué podemos hacer simples mortales como nosotros al respecto? MUCHO.

1- Deje de automedicarse y, en especial, vaya ahora mismo y bote a la basura todos los antibióticos que tenga guardados en su casa,

2-tome antibióticos sólo cuando se los recete un profesional y

3- sólo tome o sólo recete, POR FAVOR, cuando realmente haya seguridad de que la enfermedad que se enfrenta es bacteriana y no de otro tipo. 

Para cerrar. Estimados lectores, hoy espero haber contribuido con un granito de arena a sus inquietudes y ansias de conocer más del maravilloso mundo de las ciencias. Espero que, al igual que yo, se hayan maravillado con el inmenso poder que tienen sobre nosotros estos microscópicos seres vivos y hayan comprendido por qué están importante mantener a nuestra microbiota o Doña Florinda “feliz”. Además, si bien la mayoría de las bacterias son, de hecho, beneficiosas para el ser humano, las que no lo son pueden ir aprendiendo de nuestras armas en su contra y atacarnos de vuelta con fuerza. Gracias por seguirnos y no olvide comentarnos y difundirnos. Encienda su mente y contagie a otros con el brillo de su incandescencia.

Advertisements