Dencil01
“Yo soy doctor, no médico”

Chanta: En Chile, una persona “chanta” es una persona de poca credibilidad, que habla mucho y principalmente de cosas incoherentes, por ende también es un mentiroso. Viene del italiano ciancia, burla o mentira

Etimologías.deChile.net

Una de las razones por las cuales creamos Incandescente.cl es para que la comunidad se cuestione la información que recibe de todos lados y pueda protegerse de personas sin escrúpulos que intentan aprovecharse de la falta de ella. La cantidad de pseudociencias o “falsas ciencias” (en griego “pseudo” es “falso”) se ha visto incrementada por esa caja de resonancia que son las redes sociales. Como lo indicamos en nuestro post de bienvenida, queremos promover el análisis crítico y qué mejor ejemplo que desenmascarar a estos personajes que venden el remedio de todos los males sin una base científica.

Por ende, esta sección está dedicada a aquellos sinvergüenzas que abusan de la ignorancia de la gente, aquellos que le roban a los pobres que no pueden costear los tratamientos médicos en el sistema de salud (el cual es tema para otro post) y que se aprovechan de las personas que no conocen términos médicos ni tampoco poseen los conocimientos mínimos para discernir a chantas de verdaderos profesionales. Por ende el primer chanta, el que inaugura esta nueva sección, es nada más ni nada menos que el autodenominado Doctor Dencil.

La historia de Miguel Dencil Vera Bascur comienza según él cuando estaba a punto de graduarse como médico…

“Tres meses antes de titularme de médico cirujano me dio una diarrea horrible. No pude seguir estudiando y me puse a comer pasto. Ahí descubrí el poder de los aminoácidos en las plantas e investigué hasta dar con la iriogenética”

– Miguel Vera, el Doctor Dencil. LUN 04/07/2012

 

Mejor que el hijo del Dr Dencil nos explique qué le pasó a su padre…

De ahí en adelante, comienza una cruzada personal contra la medicina tradicional. Funda una pseudociencia llamada “Iriogenética” o el “estudio de los genes de la salud por medio del color de los ojos”. Según ésta, el color de ojos azul es genéticamente superior al resto, indicando a un individuo más sano y que se enferma menos. Es aquí donde el Doctor Dencil saca a relucir su poder de convencimiento, indicando que si uno tiene los ojos cafés u oscuros, con su “tratamiento” se pueden cambiar a azules, indicando que el paciente está más sano. Sí, como lo lee: clama que puede cambiar el color de los ojos del paciente, haciéndolos más azules, tras activar ciertos genes.

Basándose en esta pseudoterapia, el Doctor Dencil afirma que puede curar todas las enfermedades, incluso el cáncer y el SIDA. Según él su “terapia” funciona, ya que la probó en sus propios hijos y todos son altos y de ojos azules (¿el hijo que sale en el video de más arriba es adoptado?). Por otro lado, dice que tiene “kilos de tumores en frascos” expulsados por el cuerpo tras su terapia.

En Chile, el Dr Dencil ya era famoso en los ’90 con su “terapia” iriogenética. Fue condenado por estafa y ejercicio ilegal de la profesión. Luego se fue a España y también fue condenado por estafar a incautos con su “terapia”. Regresó a Chile y nuevamente fue condenado por hacerse pasar por médico, recetando sus propios medicamentos (que son infusiones de hierbas) y tratamientos como sentarse en piedras para aliviar todo tipo de dolores. El Doctor Dencil se defiende:

“Yo nunca he dicho que soy médico. Eso es un insulto para mí. Los médicos son terroristas químicos que recetan pastillas dañinas para la salud, y atacan la enfermedad. Lo que hay que hacer es centrarse en la salud. Todo ello ha provocado que los médicos me persigan y traten de callarme”

El Doctor reapareció en el inconsciente colectivo hace dos años (gracias Facebook por recordármelo) ya que fue “víctima” del conocido programa En Su Propia Trampa, en donde el periodista Emilio Sutherland desenmascara a estafadores y mercachifles de poca monta, incluyendo a este señor que por sus servicios “médicos” cobra al menos ¡trescientos mil pesos en efectivo! El video es decidor: no tiene conocimientos profesionales mínimos y ante una emergencia se defiende diciendo una vez más que él “cura la salud, no la enfermedad”

Con la participación especial de Martín “Rubio Natural” Cárcamo

Tras esta encerrona, el Doctor Dencil se paseó por cuanto programa televisivo lo invitó. Incluso sus hijos (de ojos azules, obviamente) salieron a defenderlo en los diarios. Lo terrible es que estos medios de comunicación están más preocupados del morbo y de vender más ejemplares que de la ciencia propiamente tal, por lo que poco y nada importó que este señor saliera al aire diciendo sandeces como “si este país (Chile) hubiese aplicado la medicina de los genes, nosotros tendríamos ejércitos de gigantes”

 

 El Doctor Dencil se enfrenta al panel de Bienvenidos (Canal 13). Mi parte favorita es cuando cita a la Biblia, le preguntan el versículo y él se hace el desentendido

A muchas personas les parecen graciosas las afirmaciones de este chanta. A mí en particular me parecen fascinantes (como Doctor en Bioquímica sólo puedo sonreír cuando él se autodenomina “doctor y no médico”), pero a la vez son MUY peligrosas. Considera que las personas de ojos claros son genéticamente superiores, algo que raya en la superioridad de la raza aria que proclamaba la ideología nazi. Denuncia que los médicos son “chantas, saca-tripas (sic), que enferman a la gente y luego los mandan a morir a su casa” y que los tumores, con sus terapias iriogenéticas, pueden ser expulsados del cuerpo: es decir, un tumor en el estómago se expulsa por el ano (!), y un sinfín de declaraciones que rayan en lo insólito, incluyendo la frase “ninguno de mis hermanos está vacunado” dicha por el hijo del Doctor Dencil en el primer video de este post.

Lo más peligroso es que su consulta está en la Región de la Araucanía, la cual tiene una alta proporción de gente con ojos y cabello oscuros, lo cual lo hace un grupo objetivo ideal para esta “terapia” alternativa. La baja calidad de la educación en general, y la falta de información científica fidedigna, que haya pasado por los mecanismos de peer review como lo explicaba la Dra Marcela Gatica en este post, convierten a estas personas en presa fácil para este particular tipo de chantas. Esto se suma a la desesperanza que suele ocurrir cuando se sufre un diagnóstico lapidario en la familia, como un cáncer. Es ahí donde la gente tiende a escuchar a estos vendedores de humo profesionales, que sólo quieren ganar dinero a costa de la desesperación.

Finalmente, si ha leído hasta este punto, lo más probable es que Ud quiera saber por qué el Doctor Dencil es un chanta, por lo que vamos a desmenuzar sus frases más destacadas desde un punto de vista científico:

  • La Iriogenética sostiene que es capaz de “editar genes” y de “activar genes dormidos” asociados a la salud. Hasta el momento esto no ha sido probado en ningún estudio científico serio.
  • Por otro lado, eso de “aclarar los ojos” mediante terapia es una falacia. El color de los ojos viene predeterminado por grupos de genes de nuestros padres. En palabras simples,  el color de ojos oscuro es dominante, mientras que el color de ojos claro es recesivo. Esto sólo significa que los ojos de color claro sólo se manifestarán en ausencia de los genes que producen los ojos oscuros. Por ejemplo, si ambos padres tienen los ojos claros, existe una altísima probabilidad que los hijos tengan ojos claros también. Si uno de los dos padres tiene los ojos oscuros, es cierto que existe la posibilidad que el hijo tenga ojos claros, pero depende si los abuelos tienen los ojos claros también. Como dato adicional, estas reglas de probabilidades las propuso Gregor Mendel hace casi ¡150 años atrás!
  • “El poder de los aminoácidos en las plantas”: El Doctor Dencil en este caso utiliza un concepto que es muy conocido, que quizás la gente ha oído, pero lo utiliza para ejemplificar a esa “cura milagrosa” que según él está en el pasto. Los aminoácidos son las unidades mínimas que constituyen lo que conocemos como proteínas. Es más fácil asociar a las proteínas a los músculos, formados por redes de proteínas llamadas “estructurales”, pero también hay proteínas que son “funcionales”, como las enzimas, que aceleran reacciones químicas en los organismos que de otra forma no podrían llevarse a cabo. Lo interesante es que existen miles de proteínas distintas, pero todas son creadas como cadenas de sólo 20 aminoácidos distintos, de los cuales los seres humanos producimos unos cuantos y otros los ingerimos a través de la dieta (los llamados aminoácidos “esenciales”). Alimentos altos en proteínas – y por ende en aminoácido– son las carnes, los huevos, la leche y legumbres como las lentejas. Comparado con ellos, el pasto es de bajo nivel nutricional, y si los animales rumiantes basan su dieta en plantas es porque poseen un sistema digestivo apto para ello, incluyendo bacterias que degradan el pasto y ayudan a la absorción de nutrientes.

La mejor herramienta para combatir a estos chantas es la información. Por eso, sé incandescente, enciende tu mente!

Advertisements